Entrevista a Liu Tongwei (刘同为) Profesor asociado de la Universidad de Deportes de Shànghǎi y juez internacional

Traducción: Yingqi (Olivia, sub directora de la Asociación de Estudiantes Chinos en Madrid)

Esta maravillosa entrevista ha sido realizada durante mi estadía en Shànghǎi, el pasado octubre del 2023, durante el curso al que he asistido para profesores de alto rendimiento del programa “One Belt One Road” organizado por la Escuela de Wushu de la Universidad de Deportes de Shànghǎi (上海体育大学武术学院).

La entrevista, tuvo lugar luego de una de sus clases, en la mencionada Universidad, que fue realmente maravillosa: no solo por la calidad técnica, sino porque fue de las clases con la mayor cantidad de ejercicios didácticos para mejorar la forma en que damos clases a nuestros estudiantes.
Me cautivó, no solo su creatividad, sino su pasión por enseñar, su pasión y compromiso con el wushu y gran entusiasmo y dedicación para que lo logremos entender (el hablaba solo en chino y teníamos traductores, que muchas veces traducían poco o nos quedábamos con esa sensación).

Fue en ese contexto, donde tuvo lugar nuestra entrevista, donde me acerqué entusiasmada al final de la clase y llevé mis preguntas apuntadas en chino y donde apreté el botón de grabar de mi móvil.
Cabe aclarar, que para su correcta traducción conté con la colaboración de Yingqi (sub directora de la Asociación de Estudiantes Chinos en Madrid), quien amablemente se dispuso a brindarme ayuda con la misma.

1. ¿A qué edad comenzaste a practicar wushu y por qué? Me gustaría que te presentaras un poco.

Liu: Mi nombre es Liu Tongwei, soy un hombre de ya 70 años. Y he comenzado a practicar artes marciales a la edad de 8 años, aprendiendo a practicar chaquan. La razón, es que practicar artes marciales no solo puede fortalecer el cuerpo, sino también desarrollar el hábito de levantarse temprano.

2. ¿Qué valores importantes te ha dado la práctica del wushu?

Liu: En el proceso de practicar artes marciales, puedes aprender a respetar a los maestros, la cortesía y la etiqueta, y tener muchos hermanos y hermanas, para que puedas cultivar la cualidad de una voluntad fuerte.

3. ¿Cuál fue tu primera competencia y en qué eventos de exhibición has participado con el wushu?

Liu: Acababa de cumplir 18 años cuando competí por primera vez, y había pocas competencias de artes marciales en ese momento, pero no faltaban oportunidades para actuar: había actuaciones en parques, había actuaciones en festivales y también había visitas a escuelas, gimnasios, festivales de arte, etc.

4. Me gustaría que me cuentes, un poco tu trayectoria como atleta y como profesor.

Liu: He sido admitido en la Universidad del Deporte de Shanghái a la edad de 23 años, y me quedé para enseñar después de graduarme, comenzando como asistente de enseñanza, conferenciante, profesor asociado y luego profesor, entrenando a muchos estudiantes, incluso convirtiéndome más tarde en árbitro internacional y, a menudo, dando conferencias en el extranjero. La enseñanza de las artes marciales se han convertido en toda mi vida.

5. ¿Qué piensas del wushu moderno actual nacional e internacional?

Liu: Las artes marciales modernas han aumentado la dificultad de los movimientos y, en comparación con las competiciones competitivas de artes marciales, se ha mejorado el grado de juicio y diferenciación, y se ha aumentado la objetividad, pero la conciencia ofensiva y defensiva en las artes marciales tradicionales falta, y las habilidades básicas se han deteriorado gradualmente.

Las artes marciales tradicionales prestan atención al estilo único, las características, la fuerza única, el estilo corporal y los métodos de acción. Para lograr una buena clasificación en la competencia competitiva actual de artes marciales, es necesario aumentar la tasa de éxito de los movimientos difíciles, por lo que se reduce el entrenamiento de la fuerza, el ritmo, las características del estilo, etc. Ni siquiera se presta atención a la coreografía rutinaria. Las rutinas modernas de artes marciales son básicamente las mismas, y las características de los estilos tradicionales son evidentes en comparación.


La entrevista finaliza en este momento, en el que le agradezco enormemente su tiempo y su clase que fue realmente magistral.


Nota de la autora:

Conocemos y siempre estamos en la reflexión permanente (al menos nosotros desde la Escuela) sobre el gran tema que nos concierne: Tradicional / Moderno. Nosotros somos conscientes del déficit que presenta a nuestro entender, el wushu moderno actual (de competencia, valga la aclaración): el hecho de tener que entrenar excesivamente los nandus (saltos acrobáticos con patadas), para lograr el puntaje ideal de nuestra rutina, hace que se empobrezca la técnica marcial, la gran belleza y contundencia de la misma. Esto en Changquan (boxeo norteño) se ve mucho más potenciado, al ser un estilo que manifiesta la extensión y velocidad de giros de brazos y fluidez característica que define al estilo, lo hace ya de por sí parecerse a una danza: pero, esta exaltación de la caracterización del estilo ha producido un empobrecimiento a la hora de pensar en la técnica marcial y buscar (creo yo) mayor fluidez y velocidad en los movimientos conectivos, resultando en movimientos muchas veces sin sentido (marcial), puramente estéticos o por lograr simplemente mayor velocidad y fluidez…
Esta es mi perspectiva particular, que lo veo en atletas de altísimo nivel, occidentales y orientales. Y esto, se ve potenciado en que en el armado de las rutinas para que llegue al total de la puntuación reglamentaria, uno tiene que pensar en los nandus “que debo sacar o mejorar” o necesito para llegar a esa puntuación, y luego de que resuelvo eso, pienso en como conecto los mismos o los distribuyo sobre el tapiz…¿Se dan cuenta? El punto de partida ya marca “la cancha” (expresión argentinísima que usamos en mi país de origen), se parte de pensar en los Nandus y no en el despliegue de la técnica marcial que quiero lograr plasmar, compartir y expresar. Y esto, es algo inevitable, ya que para el wushu de competencia necesitamos resolver los Nandus, esto es el reglamento y no hay vuelta que darle.
Por lo tanto, queda a merced del/la atleta armarse su rutina más marcialmente o no. La tendencia es clara, nos puede o no gustar, a mi particularmente no me gusta esta tendencia, ya que hace 24 años me dedico al wushu, habiendo practicado estilos tradicionales y modernos y claramente lo que me apasiona es el espíritu marcial que logramos a través de la práctica de técnicas marciales buscando darle el sentido marcial que ha marcado su origen. El uso de la energía del centro del cuerpo para que podamos habitar y darle sentido a cada movimiento que ejecutamos es clave, y si no entendemos eso, el wushu moderno está vacío. Cuando hablamos de interpretar y darle espíritu a un Taolu (forma de wushu), hablamos de usar esa energía, entender el shou yan shen fa…

Pero, por otro lado, lo tradicional está vivo en lo moderno: En China, se practica y profesa el wushu moderno desde su perspectiva tradicional, desde darle un sentido marcial a cada técnica, desde entender el Shou Yan Shen Fa (la coordinación y el sentido de la mirada como directora del movimiento, con las técnicas de manos y de patadas) y desde el “trinomio” Jing Qi Shen en occidente, eso se pierde muchísimo ya que al no ser “obligatorio” en la enseñanza y brindarlo desde solo un entrenamiento físico cual deporte, se pierden valores y conocimientos mucho más profundos del entrenamiento “del ser”, es decir, en aspectos mentales y emocionales.
Esto a modo general de mis conocimientos y entendimientos de otras escuelas de wushu moderno occidentales, que no por ello no son “profesionales” al contrario, aquí nadie habla de si son profesionales o no, eso no está en tela de juicio (de hecho deberíamos reflexionar sobre lo que es “ser profesional”…pero eso quedará para otra ocasión), de lo que hablo es del tipo de conocimientos que refieren a lo “inmaterial” o más conceptual sobre el entrenamiento, que desde mí punto de vista es lo que nos conecta con nuestro poder personal, lo que hace que nuestro wushu sea poderoso y transmita esa profundidad.

En conclusión, considero que es muy claro que se puede entrenar wushu moderno manteniendo una perspectiva tradicional en valores y en la búsqueda de la manifestación del movimiento desde esta vastedad de conocimientos, lo que se necesita es profundizar en ellos y en interesarse por transmitir el wushu desde esta manera.

1 comentario en “Entrevista a Liu Tongwei (刘同为) Profesor asociado de la Universidad de Deportes de Shànghǎi y juez internacional”

  1. Excelente nota Lu! gracias por compartir tu gran experiencia de tu conversación. Con el Maestro. Muy de acuerdo que lo acrobático y coreográfico deben ir en contra de la esencia del Arte Marcial como tal y su objetivo primario . Su I origen defensivo y de ataque si fuere necesario en un marco de profundos valores y respeto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio