Entrevista a Roberto Vallone

Esta entrevista tuvo lugar, en el marco del encuentro internacional de nuestra escuela que organizó la sede de Italia, en Torino y Demonte donde se encuentran localizados tres de nuestros profesores.

La entrevista realizada a Roberto Vallone, más conocido como “Da” entre sus cercanos, la he realizado en las afueras de la palestra (gimnasio) donde el mismo brinda sus clases en Demonte.  Al finalizar una de nuestras clases en la cancha de futbol exterior entre chispas de lluvia, con una vista alucinante de los picos de los Alpes tuvo lugar nuestro encuentro dialógico.

Lo primero que sorprende al estar junto a Da, es disfrutar de su amable y tranquila energía, su predispuesta sonrisa, al mismo tiempo que desprende aires de ilusión y entusiasmo por compartir lo que nos apasiona, el wushu.

Así es, que los invito a que se imaginen su presencia, al leer esta humilde e interesante entrevista.

 ¿Cuándo comenzaste a entrenar Wushu?

He comenzado a entrenar wushu en el 2001 con el profesor Alejandro Bonomo y Luciano Cassarino, en Torino en la Accademia Jingwu. Ahora soy uno de los profesores del área de Cuneo en el Piemonte.”

¿Por qué comenzaste a entrenar wushu?

Desde una sala en el fondo a lo lejos vi a unas personas saltando, probé a acercarme y quedé fascinado por las técnicas y los saltos que veía, no tenía ni idea de que cosa se trataba, así que probé a hacer una clase con el maestro Luciano y así me enamoré del wushu y de las artes marciales.

¿En qué eventos deportivos y artísticos has participado?

Después de los primeros años de practica, empecé mi carrera deportiva. Empezamos al principio compitiendo en los campeonatos regionales federativos aquí en el piemonte, después participé por 6 años en los campeonatos nacionales en las especialidades que practicaba que eran changquan, gunshu y jianshu, obtuve varios segundos puestos y un primer puesto en espada en el 2008. No participamos de otras actividades en esa época, sin embargo desde que tenemos las clases de niños hemos participado en diferentes actividades de difusión para ellos y llevamos el wushu kungfu también a las escuelas primarias y secundarias del valle de Stura (donde se encuentra Demonte)

 ¿Qué estilo de wushu te gusta más al día de hoy?

Desde hace unos años comencé también con el Taijiquan y era un estilo que de chico no me gustaba, me parecía un estilo para viejitos, sin embargo después descubrí la profundidad de este estilo, la técnica y la precisión en el estudio y los beneficios que aporta a 360° grados en el bienestar en general; lo he practicado seriamente desde hace 6 años y tenemos cursos de taijiquan en el valle de Stura, Cuneo y pueblos limítrofes y esto se ha vuelto una gran pasión mía.

¿Cuál es tu principal objetivo a la hora de enseñar el wushu?

El objetivo principal de mi método de enseñanza que es también el de la escuela, inicialmente no es la competición, nosotros no llevamos a los niños a los torneos o a la competición seriamente antes de los 12-13 años. Con los mas chicos iniciamos con un estilo que se expresa más desde el juego, la motricidad básica, el trabajo en grupo, tratando de no desarrollar una competición agresiva entre ellos sino una relación sana de colaboración, eso para los niños y a medida que crecen llevarlos a desarrollar una pasión por el arte, una pasión que esperamos mantengan por toda la vida. Si mantienen el interés a los 12-13 años pasan al curso intermedio donde pueden también tomar el camino competitivo y de la practica intensa a través de la búsqueda de la especialización en el gesto atlético (movimiento).

¿Qué significa para ti el wushu en tu vida?

A nivel personal y mas profundo, el wushu me salvó la vida, yo era una persona muy ansiosa, muy tensa, muy rígida física y mentalmente. Con el wushu pude enfocarme en mis objetivos tanto a nivel competitivo/deportivo como a nivel personal. Recuerdo mirar muchos videos para buscar la perfección en el detalle aunque después no lo lograba, pero era una pasión que me brindaba seguridad. Una anécdota: yo tengo mucho miedo a los aviones, miedo extremo de hecho, sin embargo me ponía la sudadera de la escuela y el miedo se iba. Entonces para mi ir a la clase de wushu a la noche era como estar en casa, volver con los amigos, con la gente que tiene mi misma pasión con los que se puede bromear y reír pero con los que también se entrenaba seriamente. Esto me salvó la vida realmene en todos los sentidos. Ahora esta misma característica la encuentro en el Taijiquan. El taiji me da una elasticidad tanto física como mental y un saber «aceptar y soltar» y esto pienso que en este período de la vida es muy importante, yo estoy yendo hacia la segunda mitad de mi vida y por eso tengo necesidad precisamente de eso, aprender a gradualmente dejar ir las cosas que no me sirven y el taiji me está enseñando eso.

¿Cómo ves el wushu moderno actual?

El wushu moderno (competitivo) actual, está yendo hacia la «espectacularización», patadas cada vez más difíciles, rotaciones cada vez más extremas, nandu cada vez más difíciles, y esto está haciendo perder el sabor de la técnica que al fin de cuentas es el corazón del wushu, del arte marcial. Hermosos saltos, hermosos nandu, cosas sobrenaturales que parecen casi sobrehumanas, pero sin una base técnica sólida, el wushu (deportivo de alto nivel) se reduce a un paseo entre un «nandu» y otro y esto yo creo que podría ser una gran pérdida para el wushu moderno. Ademas, al menos a nivel italiano por lo que yo pude ver, hay muy poca atención al sector juvenil, entre los 12 y 16 años, no hay un empuje de aporte de las federaciones que no ayudan en nada sobre todo a las escuelas pequeñas como la nuestra, si no hay apoyo para la gente mas joven, se arriesga a que en pocos años desaparezca el wushu.

Conclusión

Y así finaliza la entrevista a mi colega Roberto Vallone, con esta gran reflexión sobre el wushu moderno, que compartimos desde la escuela y camino que consideramos está viviendo el wushu moderno internacional. Cabe destacar, como bien dice Da, que es el camino que está manteniendo el wushu moderno y de competencia actual y que es menester de los profesores y profesoras de esta variante del wushu, no perder de vista el aspecto marcial escencial de nuestro arte, el poder y la complejidad técnica que hacen y dan al wushu su identidad fundamental (entre los pasos y posiciones, sus técnicas de mano y arma, las torsiones y giros de brazos, entre otros) y el Shou Yan Shen Fa (coordinación y fuerza de las técnicas de ataque con la intención de la mirada). Es nuestra responsabilidad, preguntarnos sobre la identidad de nuestro arte marcial, no perder de vista los orígenes de las técnicas y su relación clave con la historia de China. Esto nos permite reflexionar sobre nosotros mismos/as, sobre nuestra identidad y como logramos sostener y transmitir el poder de esa identidad marcial y espiritual a nuestros y nuestras estudiantes. 

De esta forma, podemos sostener a mi entender (sin dejar de comprender el mundo actual donde vivimos y aceptar la «modernidad» aceptar los avances de la misma y las repercusiones que tiene sobre nuestras vidas) esa identidad histórica y esa profundidad que se encuentra en la vía marcial, en el presente. Si comprendo y hago una reflexión sobre ese camino que está atravesando el wushu moderno actual, y observo ese énfasis desmedido hacia lo acrobático en pos de una pérdida del trabajo de precisión de la técnica marcial y un Shou Yan She Fa pobre, puedo trazar un camino de búsqueda consciente hacia trabajar enfocadamente sobre estos puntos que harán que los y las estudiantes tengan una poderosa técnica marcial y una presencia marcial que se traducirá en una poderosa presencia escénica. Que, para quienes no saben, esa «presencia» es lo que los estudiantes más destacan a la hora de percibir los beneficios que tiene nuestro arte marcial sobre ellos mismos.

1 comentario en “Entrevista a Roberto Vallone”

  1. Es una pena lo que comenta de los «paseos» entre nandus de la competición actual, efectivamente, los saltos, giros y acrobacias son cada vez más espectaculares, pero la sensación general (y marcial) se resiente de manera considerable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio